Archivo de la categoría: Versos

Otra vez a dar tumbos

20170709_185452
El pasado de los pelos son las canas del futuro, un intenso encuentro pretérito.

Apurado por bajar del colectivo

me olvide la cortesía por un instante

luego tus ojos me devolvieron

la dignidad y te alcance un pullover

tus ojos en la ruta me partían y

me baje en pedazos sangrando

rodando por los pastizales

al costado del camino.

Nada me borra esos ojos

ni siquiera no saber donde

voy a buscarme y pararme.

 

(Sueños del Yabebirí)

Arasunu

tumblr_l6ns25qSLF1qa409eo1_1280
L’avventura · Michelangelo Antonioni

-A las palomas las corremos en la plaza

acá no. La madre dice a su hijo pequeño

en un lugar donde no era una plaza.

 

Ella inquietó sus manos sobre el papel

y dijo: llueve a granel. Chasqueó la lengua

por un trueno las alarmas de los coches

resonaron sin tiempo para los ociosos

ni párpados… donde avecina un temporal

 

ya no hay lugar para los miedos (aquí no)

 

-¿Entendiste? preguntó la madre

sólo veo las palomas mientras

la gente corre. Los niños ríen

y el tiempo agota. Corre.

 

La ciudad es un muro para los miedos

donde nadie sabe que hacer ni a donde ir.

tumblr_myjsidgICH1qd1j94o1_500
Gabriele Ferzetti / Monica Vitti

Calle del abasto

19225442_478124849195786_3532159371422836369_n
El sonido de las chicharras y el canto del último pájaro.

Por la calle del abasto vos fuiste viendo mis pasos

y no ves ayer ese cigarro que no me convidaste

tanta la sed que fue para otros tragos

no tengo mas yo me fui de aquí

cruce el charco

donde se fue la caña y la polaca

todos me dejaron aquí

cruzando el bajo

escuchando de ese candombe

fumando de ese rico tabaco

tomando unos mates amargos

ya se que fue

voy a vivir así

ya no me importa

no tengo excusas

se fueron para no acordarse

vienen a explicarnos seguido

hagan su camino rápido

no nos vamos a encontrar

carrusel celeste/tienen sus intereses

en este mundo dividido

dividido.

El río plateado y nocturno

El río plateado y nocturno

IMG-20170507-WA0000.jpg
Salen las mojarras al sol y brillan las escamas por el aire.

Camino por la costa distraídamente y vemos juntos el ocaso:

Vos hermosa me dejas sin palabras y te escucho y al viento

lo siento mezclarse con algo de tu aroma inolvidable y dulce

toco tu mejilla/tibia/se aleja/lejana/extraña/reservada/suave.

Camino por el agua y no me sumerjo sino que floto y así es

como veo la luna por fin aterrizada de manto plateado en la

negruna y crispada por la brisa superficie en la cual navego

con mis pies/No me detengas ni con la brisa ni con el miedo

la sensación placentera se extiende alejado de cada deseo

en una vuelta sonora/memorial sensación de aliento fresco

al llegar a la costa lo floreal y verdusca de los camalotes de

la ñacaniná escondida y de ojos relucientes que me esperan

cuando me adentro bajo los sauces llorones para no volver.

(Sueños del Yabebirí)

Puerta de papel

Puerta de papel

IMG-20170510-WA0005
¿EL INCIDENTE DEL ESPAGUETI?

La posibilidad es algo arbitrario y nada es relativo

lo contundente es un presagio de la inercia propia

por querer entenderlo siempre es loco  y es triste

las palabras parecieran que existen y piensan

por lo que vives detrás de tu última puerta libre

hay de esas de papel que se cierran con la brisa.
(canción subterránea)

IMG-20170429-WA0098
Empanada, el bollo preñao, la kreatopita, el Fatay, etc.

AM/PM

IMG_20170213_181801_349
Cuando el barro no deja llegar al río lo importante es saber el camino.

AM/PM

Antes del mediodía: un ángel choca

contra las luces de un ferrocarril.

Pasado el mediodía: cuatro vacas

se pegan contra el alambrado

cuando se avecina una tormenta

las luces de los fuegos y el humo

el rayo que viene y lo veo de lejos

un perro huele húmedos caracoles

y el hambre calma la agonía pronto

un instintivo perfume me abrasa

al chispear y prender el sutil fuego

el polvo en los ojos no me molesta

y de la muerte me río solo al dormir.

 

(Sueños del Yabebirí)

La Pesada Almohada

La Pesada almohada

foto3
Tommy Olivencia canta dos por tres en la cantina cerrada

Algunos por la mañana

buscan flores

unas violetas otras rosas

otros se miran al espejo

y no pueden salir

Algunos por la mañana

no piensan en los demás

creen que sus mezquinas armas

técnicas de mentiras y

embusteras burocracias

toman un viaje a la ignorancia

y de un niño que en su mesa

no tiene que comer

nada/hablan/pasan

en su silla/solxs

se dejan morir.

El antifaz de los que no recuerdo

El antifaz de los que no recuerdo

Un cuento de mañana

no es una historia por la noche

puede que transcurran las horas

y sean los aires de los montes

los que traguen los rencores

y despierte una nueva vida

lejos de los que joden.

Quienes pueden hablar de amigos

saben que el perdón existe

nadie sabe donde queda

la costumbre de no mentirse.

Caninos y felinos… simbolismos

fieras y rostros salvajes. Papeles

y letras. Plásticos y consumos

se esnifan la tierra y encienden

los humos.

Vuelvo a caminar

debajo de la tierra

pobre tortuga que ha muerto

en el jardín del buen niño.
Eso pasó una mañana…

maxresdefault
Una caja de cigarros vacía, una botella tibia y estar lejos de la calle en la calle.

Y

Y

 

Cómo un río

o como un océano.

 

El abrazo del cielo

te envuelve al azul

el pescado en la mano

de un trabajador confiado.

Amable en su gesto

áspero en su manipulación

por los reyes y supremos

mientras espera el colectivo.

Porque el mar como el río a veces

cuando la tierra sopla su aliento

se vuelve una pequeña ola

corriendo de la absorción

como la suave arena corre

con ligereza

sabiendo que volverá

a las seis de la mañana.

Y otra vez no vino la paga

la injusticia en el camino

da la mano a la desidia

(retorna a su casa…)

Con el machete solo hacia el monte

lo veo caminar humeante

puesto en un sombrero de paja

el almíbar de la caña dulce

los aromas a pacú que se vienen

y relajan la mirada entre sus ceja.

Con la grapa frente al fuego

mañana tendrá su revancha

su mujer tan suave y perfumada

da fuerza verdadera y sutil…

y el sueño de algún mañana

hace que se besen con amor.

20161001_010601

Versos que llegan por medio del cauce lento…

Buenas, les presento mi primer libro de versos libres impreso a fines de 2013, en Almagro, Buenos Aires. Muchas de sus ultimas correcciones y versos provienen del delta del Paraná y su génesis de Posadas, Misiones y de un rincón de la costa Correntina del Paraná. Es un cúmulo de canciones y versos con pretensiones poéticas que tantas noches y días me acompañaron pensando y repensando casi de manera visionaria la relación entre la naturaleza del mundo y lo humano de la naturaleza. Metamórfisis sin prejuicios en versos, derivaron a un viaje de mutaciones personales. Y sigo Alentado por cosas que imaginé, vi y soñé para dar lugar a una humilde tarea que me llena el alma: escribir.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si alguien desea un ejemplar, podemos trocar por otros textos impresos o lo que puedan.

escribir a gabrielbarreyro@gmail.com

Salud!